12 de maig de 2014

Instrucciones para vivir la literatura

Levántate del sofá, dirígete a esos estantes que tanto tiempo llevan llenos de polvo. Escoge un libro, el que más te llame la atención, el que creas que puede hacerte crecer las ganas de leer de todos los que veas. Podrás encontrar a Machado, con sus Cantares, a Cortázar, con su Rayuela y probablemente el gran Cervantes con su Don Quijote de la Mancha.

No vaciles en escoger, decídete, no dudes. El libro que escojas te acompañará durante el resto de tu vida si lo lees con atención. Abre el libro, imagina la escena, crea tu propio espacio, dales forma a los personajes y sobre todo no dejes ni un solo detalle al aire, todo, absolutamente todo, por pequeño que sea, tiene importancia en el mundo literario. Ten cuidado, no te pases, está bien imaginar el libro, pero con cautela, no sea que termines cómo Don Quijote, enloquecido por los libros.

Piensa que con esas palabras, junto con todos los recursos literarios que vas a encontrar el autor deja su huella, su estela en el mar, y tú, ahora, puedes disfrutar de ella. Empezaras a creer que nada tiene sentido, cuando veas que el mismo autor te dice que puede leer el mismo libro de varias maneras distintas, y le encontrarás menos sentido, cuando veas que dependiendo de cómo lo leas, tendrá un final distinto.

Notarás las ansias de terminar, de leer todo el libro en un solo instante, no lo hagas, debes tener paciencia, y no olvidar uno de los primeros pasos, lee con atención. Para cuando leas poesía, no la leas solo una vez, trata de entenderla, de encontrar el entramado y de comprender porque el autor dice lo que dice y cómo lo dice. No olvides, en ningún momento, que todo tiene fondo y forma. Y cómo punto esencial debes tener clara una cosa de la poesía, y es que la poesía, es sin duda, un arma cargada de futuro.

Ricard Royo Andreu
2 Batx Eco - Hum

*Relat premiat en la categoria BATXILLERAT en el concurs Instrucciones para... dintre de la exposició Treinta años sin Cortázar, organitzat pel Departament de Castellà amb el suport de la biblioteca