12 de maig de 2014

Instrucciones para oír

¿Estás preparado para oír? Deja que el silencio florezca dentro de la impactante y estricta luz del día. Para preparar tus bonitas y simpáticas orejas, deja que los pájaros germinen su hermoso canto, para así, poder oír la naturaleza. Luego, levántate y con tus dedos, acaricia el orgulloso órgano de tu apreciado sentido, y prepárate para volver a oír. Abre la puerta, espera que silbe el fresco viento, y además de utilizar una de tus capacidades para notarlo, (el tacto), usa también el recién trabajado, para así, sumergirte en el mundo primitivo...

Deja que el aire en movimiento, también llamado viento, te roce tus orejas... Oye el vuelo de los pájaros, “que sigan con su camino”, hacia un lugar más cálido. Acercate a la fuente, donde fluye el llanto de los niños más pequeños, ¡Qué hermosos son ellos! Haciendo y haciéndose sentir escuchados, tú los escuchas. Vuelve a dirigirte a tu casa, escucha lo que más te impacte, para luego, así, poder reproducirlo tú. Ya puedes empezar a hablar, y oír tu rica voz, con una gran cascada de palabras. Finalmente, dirígete a la cama, y deja que el sueño se apodere de tí, dejando así, que el sonido de tus horribles ronquidos, toque...

David Calvo Mora

1r ESO A