12 de maig de 2014

Instrucciones para dar un adiós sincero

Para despedirse sinceramente de alguien se necesita a una persona muy querida que se vaya a un lugar lejano. Además, se requiere que esta persona no vuelva durante un largo período de tiempo.

Una vez ya posee todo lo mencionado anteriormente, debe acompañar a esta persona hasta el punto de despedida, es decir, hasta el último lugar donde pueda verla, como es por ejemplo un aeropuerto, una estación de trenes, de autobuses, un puerto...

No se separe de ella ni un momento y ayúdela en todo lo posible, sin excederse, aunque ésta no lo pida. Aproveche cada instante que pasa con ella, pues los últimos minutos son muy valiosos. Si no tiene nada con qué ayudarla no se quede de brazos cruzados, dedique el poco tiempo que le queda a cogerle de la mano como signo de unión, a acariciarla e incluso a iniciar una breve conversación deseándole toda la suerte del mundo.

El momento se acerca y ya es la hora de entregarle algún regalo preparado previamente. No desperdicie su dinero comprando bombones o flores, a no ser que tenga algún significado entre los dos, e inviértalo en algo especial para ambos o bien use su creatividad para hacer alguna manualidad, algo difícil de olvidar. Si desea hacerlo más misterioso, envuélvalo en una caja de regalo y pídale a esa persona que lo abra una vez haya llegado a su destino.

Llega el momento final, abrácela con todas sus fuerzas y, si siente algo más que verdadera amistad, bésela de tal manera que recuerde ese beso para siempre. Si tiene ganas de llorar hágalo pero sin dejar de lado una sonrisa dulce. Añada unas últimas palabras como por ejemplo “te echaré de menos” pero nunca, nunca diga adiós.

                                                                                                                                          Àngela Cartil
1 BAT Eco-Hum
*Relat amb menció especial en la categoria BATXILLERAT en el concurs Instrucciones para... dintre de la exposició Treinta años sin Cortázar, organitzat pel Departament de Castellà amb el suport de la biblioteca